Logo

CUIDADOS

Aprende los cuidados necesarios para que tus cactus y suculentas crezcan de la mejor forma.

¿Cómo cuidar a mi cactus o suculenta?

Aprende de él. Recuerda que cada especie de cactus lleva miles de años adaptándose a su entorno original.

Dale tiempo al tiempo, no olvides que los cactus crecen lentamente y muchos de ellos necesitan decenas de años antes de florecer. A diferencia de las suculentas es muy probable que solo necesites trasplantarlos cada 5 años.

LUZ
La mayoría de estas plantas, en especial los cactus, exigen una gran cantidad de luz pero en caso de no ser posible, dos o más horas diarias es suficiente.

Busca dentro de tu casa, oficina o lugar escogido para colocarlos una ventana, ese será un lugar perfecto para ubicarlos. La idea es que reciban suficiente sol.
TEMPERATURA
No debemos preocuparnos por esto, el solo hecho de que nuestras plantas estén ubicadas cerca de una fuente de luz y en interior, NO A LA INTEMPERIE, nos garantiza que estarán bien; recordemos que en los desiertos las temperaturas nocturnas son muy bajas y durante el día son bastante altas así que ellas soportarán cualquier temperatura.
RIEGO
Debe hacerse solo cuando la tierra o sustrato de la planta esté completamente seco es decir, para un cactus cada 10 o 15 días ( 2 o 3 veces al MES) y para una suculenta, aquellas que no tienen espinas, cada 8 o 10 días (un poco más seguido que el cactus).
FERTILIZACIÓN
Aplicar un abono rico en potasio y fósforo. Cada dos o tres meses.
TIERRA
No existe una clase específica de sustrato porque las localizaciones de éstas plantas varia enormemente; se encuentran tierras desde gredosas, arenosas, ácidas, alcalinas pero una mezcla consistente en tierra negra con arena de río es adecuada.

Conoce las distintas variedades de cactus y suculentas que tenemos disponibles para tí.

REGALA CACTO